La educación después de la pandemia

La pandemia provocada por el virus del Covid- 19 tomó por sorpresa al mundo entero afectando a diferentes sectores, principalmente al educativo obligando a cambiar su esquema y funcionamiento para adaptarse a las nuevas necesidades.


Escuela pública en Montevideo, Uruguay.  FOTO AP


Tal ha sido el impacto que, ante la crisis sanitaria, el sector educativo tuvo que detener sus actividades, afectando a casi 1.600 millones de alumnos en más de 190 países debido al paro de actividades1.


A pesar de esto, los gobiernos e instituciones educativas tuvieron una pronta respuesta para buscar nuevas alternativas que ayudaron a continuar con el sistema educativo apoyándose en el uso de las tecnologías de la información para implementar los programas a distancia.


Si bien esto se ha considerado como una crisis educativa, también ha traído un gran aprendizaje que en muy poco tiempo ha orillado a docentes, alumnos y padres de familia a vivir en constante evolución para adaptarse rápidamente a la llamada nueva normalidad.


Falta de acceso a la tecnología, carencia de entornos adecuados para el aprendizaje en casa, horarios o programas demasiado densos y crisis emocionales, entre otras cosas, son solo algunos de los aspectos a los que se ha enfrentado el sector educativo en el último año. Hechos que más allá de ser una problemática, nos están enseñando nuevas lecciones de cara al futuro educativo post pandemia.




Instituciones como la UNESCO o la Organización de las Naciones Unidas, entre muchas otras, ya comienzan a sentar las bases para el regreso a las aulas cuando termine la pandemia, estableciendo algunos puntos básicos que deben tomarse en cuenta 2.


  1. El primer punto que debe considerarse es la seguridad sanitaria de docentes y alumnos, estableciendo protocolos de higiene y sanidad que ayuden a evitar que se propague el virus.

  2. El segundo punto que se plantea es el impacto psicosocial en docentes y alumnos, ya que se prevé una crisis emocional para la cual se deberá capacitar a todo el personal del sector educativo para saber cómo afrontar dicho reto.

  3. El tercer punto del que se habla es la reestructuración de los sistemas educativos para la readaptación de los alumnos, yendo desde la reconfiguración de las aulas, el número de alumnos adecuado por grupo, los horarios y las dinámicas de clase.

  4. El cuarto punto habla sobre un incremento de la inversión en infraestructura educativa para mejorar y garantizar la educación a más personas.

  5. Y el quinto punto habla sobre el rol importante que deberá desempeñar el uso y acceso a las tecnologías para optimizar y facilitar el proceso educativo de los alumnos y docentes.


Si bien aún no hay mucha certeza acerca de la fecha de regreso a las aulas, todos los involucrados en el sector educativo debemos comenzar a prepararnos para los nuevos retos que esto conllevará, teniendo como nuestro aliado clave la tecnología y las herramientas que nos ofrece para la educación.




Bibliografía:


Lecciones del COVID-19 en el sector educativo / Paulette Delgado, Observatorio de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey, México 2020.


Apoyar a los docentes en los esfuerzos para facilitar la vuelta a la escuela / Publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la

Educación, Ciencia y Cultura UNESCO en 2020.


Informe de políticas: La educación durante la COVID-19 y después de ella / Publicado por la Organización de las Naciones Unidas en 2020.


También te puede interesar:


Comentarios

  1. Es algo que se necesita para cuando suceda en mexico el acta de nacimiento la estan exigiendo solo para entorpecer el regreso

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Esperemos que a pesar de los procesos implementados por el Gobierno, la jornada de vacunación pueda implementarse de forma efectiva. ¡Animo, profes!

      Borrar

Publicar un comentario