¿Estamos subestimando a nuestros estudiantes en las clases a distancia?

Hemos tenido la fortuna de, como compañía, acompañar a una cantidad inimaginable de profesores durante la pandemia y la implementación de la G Suite para la educación en la enseñanza a distancia. Muchos han sido los retos que hemos enfrentado y mucho más son los que viven los profesores en sus nuevas aulas en Google Meet. 

Las principales barreras que hemos encontrado van desde la conectividad (o la falta de ella) hasta las técnicas pedagógicas necesarias para este tipo de enseñanza, pasando también por el equipamiento. Me alegra compartir que, para todas las barreras, hemos tenido soluciones que van más allá de lo esperado de nuestra comunidad de edvolutioners (así nos gusta llamarle a nuestros profesores, directores, TIs, etc.). Sin embargo, entre todos lo retos, hay uno que resalta muchísimo y que es el más difícil de resolver; no por los recursos que se necesiten invertir, hablando de tiempo y dinero, por el contrario, la solución es muy económica (de hecho gratuita) y no consume más que unos minutos de cada profesor. 

El reto más grande

Te estarás preguntando cuál es esa barrera de la que hablo. Es un reto tan cliché pero tan cierto: el cambio de mentalidad. 

El proceso de adaptarnos a la nueva forma de enseñanza a sido un esfuerzo tremendo por parte de todos los involucrados pero hay un grupo específico que ha sido más eficiente con adaptarse al proceso: los niños y adolescentes. 

Contrario a lo que muchos pensamos en el inicio de la pandemia,  los más pequeños, a quienes creíamos
inexpertos, nos vinieron a sorprender con lecciones enormes sobre la importancia de las habilidades, de la adaptabilidad y del futuro de la educación. La gran mayoría de problemas que nos hemos enfocado en resolver durante este ciclo escolar ha estado más cerca del entendimiento de nosotros como profesores en las herramientas que usamos día a día en lugar de problemas de ingreso, entregas de tareas o falta de entendimiento para con las herramientas por parte de los estudiantes. 

Al tener tanto contacto con muchísimos profesores y líderes educativos hemos encontrado dos tipos de profesores, en especial los que trabajan con primaria menor y preescolar. 

El primero es el profesor que se sorprende, se motiva y reflexiona sobre el futuro de la educación cuando volvamos a la presencialidad . Casi siempre, los testimonios que encontramos de este tipo de profesores son acerca de como los niños más pequeños se han vuelto tan autónomos en el uso de la plataformas. Nos comparten como sus alumnos usan a la perfección Google Meet, como no tienen problemas para manejar varias clases en Google Classroom entrando a las llamadas que les corresponden con las ligas de clase, incluso entregando tareas. 

El segundo tipo son aquellos que buscan "blindar" y controlar todo lo que sucede con los alumnos pensando que son muy pequeños y que para ellos puede ser "muy complicado". 

De esto me han surgido 3 preguntas que te invito a reflexionar: 
  1. ¿Con qué tipo de maestro me identifico y a cuál quiero pertenecer? 
  2. ¿Entiendo cuál es la relación de mis alumnos con la tecnología y su nivel de manejo de la misma? ¿estoy a su mismo nivel? 
  3. ¿Estoy subestimando la capacidad de mis estudiantes? 
Si ya eres un edvolutioner y quieres seguir preparándote para mejorar tus clases con las herramientas de Google te invito a que cheques los cursos a los que puedes acceder en MyEdvolution en la sección de recursos.

Comentarios